MORDERSE LAS UÑAS. COMO AFECTA A TU SALUD DENTAL.

ONICOFAGIA Y SALUD DENTAL

MORDERSE LAS UÑAS. CÓMO AFECTA A TU SALUD

El hábito de morderse las uñas es algo bastante común en nuestra sociedad.  Este hábito se conoce científicamente como Onicofagia.  Lo que parece a simple vista inofensivo puede suponer un problema para nuestra salud.

¿Por qué lo hacemos? En realidad no sabemos bien la causa, ¿por qué hay personas que lo hacen y otras no?  Pueden ser distintos los motivos que lleven a alguien a tener esta conducta:

  • Algunas personas lo realizan para calmar los momentos en los cuales se encuentran ansiosos, nerviosos o angustiados.
  • El estrés diario y en momentos como antes de un examen, entrevista de trabajo, etc.
  • Momentos en los cuales el sujeto se encuentra en un estado obsesivo y lo hace a modo de compulsión para rebajar su ansiedad.
  • Ante cambios drásticos en la vida de una persona tal como divorcios, muertes, etc.
  • Personas que padecen frustración, rabia, baja autoestima, timidez, con tendencia a preocuparse, y perfeccionistas, son rasgos típicos que pueden llevar a la padecer onicofagia.

Las consecuencias a nivel de salud dental son varias, entre ellas destacan la cantidad de bacterias que se encuentran entre nuestras uñas y en nuestros dedos, que pueden instaurarse en nuestra boca al morderlas.  Como todos sabemos las bacterias contribuyen al desarrollo de enfermedades.  También es importante que al realizar presión sobre los dientes y encías para cortar la uña produce daños en el esmalte a largo plazo, en forma de microfracturas y también desplazamiento de los dientes.

Las uñas también sufren modificaciones como infecciones, afectación por hongos o bacterias, la elevación de los bordes laterales del dedo y deformación de la cutícula entre otras.

¿Tiene solución?

¡Pues claro! Como todos los hábitos es posible eliminarlo, sin embargo, hay que estar concienciado pues no es fácil dejar de hacer algo a lo que recurres compulsivamente. Aquí tienes algunas ideas:

  • Mantén tus uñas cortas.
  • Existen lacas de uñas y esmaltes incoloros que tienen un sabor amargo para que al morderlas nuestro cerebro lo asocia con mal sabor y es más fácil dejar el hábito.
  • En casos más severos puedes recurrir a terapia psicológica que te ayudará a modificar esa conducta y en ocasiones conocer cuál es la causa por lo que lo haces, pues detrás de este gesto es posible que exista algún problema psicológico más importante del que no eres consciente.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar