Carillas

Carillas dentales. ¿Qué tipos hay?

Las carillas dentales son una restauración dental mediante láminas de composite que se colocan en la superficie delantera de los dientes. 

CARILLAS DENTALES. ¿QUÉ TIPOS HAY?

Es una técnica sin dolor que se utiliza para recrear el aspecto real del diente. Con ello,  se pueden cambiar la forma, tamaño, la posición y color del diente original. Pero todas las carillas no son iguales, esto depende del material con el que están confeccionadas.

¿Cuál es el mejor material? No hay un mejor o peor material para las carillas. Depende de tus necesidades. En Serralta Dental estudiaremos tu caso y las realizaremos con el material que más te convenga, porque todos los pacientes no son iguales, cada uno es diferente, tiene una posición, color o tamaño diferente de sus dientes. Pero como norma general, en nuestra clínica dental solemos escoger las carillas de Disilicato de Litio, por considerarlas las más estéticas, son muy resistentes, y porque además nos permiten no tener que desgastar los dientes.

Las carillas de composite han sido utilizadas durante mucho tiempo en odontología.  El composite es un material de resina ( Bis-Gma y un  conglomerado de Sílice). Es el que utilizamos para hacer las obturaciones (empastes), es una opción que nos permite una estética aceptable, pero no es comparable a los nuevos materiales. Presenta la desventaja de cambiar de color, porque la resina absorbe los pigmentos de los alimentos.  Pero la ventaja es que pueden pulirse, repararse fácilmente si se rompen y que no hay que desgastar el diente en la mayoría de casos.

En Serralta dental utilizamos estas carillas dentales de composite en los siguientes casos:

Pacientes infantiles o jóvenes que todavía no han completado su desarrollo/crecimiento: Suele ser el caso de niños que han sufrido un traumatismo en los dientes por un golpe o caída y se les ha fracturado el esmalte del diente.  En estos casos las carillas de composite son ideales, pues podemos reconstruir el diente dañado, en una sola sesión, devolviéndole su anatomía.  Estos pacientes no está indicado realizarles carillas de porcelana definitivas, porque cuando completen el crecimiento de los maxilares las carillas quedarán desajustadas a nivel de la encía. Es una buena solución a la espera de realizarse unas carillas más estéticas, definitivas y duraderas al alcanzar la edad adulta.

Causas económicas:  Las hacemos en el momento, en una sola sesión, y el material es el mismo que usamos para hacer un empaste, por lo que, al no mandarlas al laboratorio técnico, el coste también es menor. Pero, como hemos dicho, el resultado estético no es comparable.

 

 

 

 

 

 

 

Técnicas Relacionadas

—————-

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar