carillas de porcelana

Carillas dentales

Las carillas dentales de porcelana son unas finas láminas cosméticas de porcelana que se colocan en la parte delantera de los dientes, para corregir el tamaño, color, forma y/o posición de los dientes y conseguir un resultado estético y armónico de la sonrisa.

                                                               ¿En qué casos están indicadas?

Espacios interdentales o diastemas: Es decir, si tienes huecos o separaciones entre dientes. El tratamiento con carillas puede ser la solución, sin embargo primero hay que hacer una valoración pues, en ocasiones, con ortodoncia se puede resolver el problema.  Pero es una opción si no quieres llevar aparato (ortodoncia) por nada del mundo.

Tinciones dentales: Si tus dientes son de un color oscuro, tienen manchas y has probado con blanqueamientos que no han dado resultado.  ¡Las carillas de porcelana son la elección perfecta!

Tamaño pequeño de los dientes: Debido al  desgaste y envejecimiento tus dientes se han ido acortando, con las carillas dentales podemos conseguir recuperar su forma.

 

                                                             ¿Cómo lo hacemos en Serralta Dental?

En general las carillas de porcelana sirven para mejorar la estética de la sonrisa, buscando unas proporciones para hacerla más armónica y joven. En Serralta Dental hacemos un estudio previo y un diseño de la sonrisa, siguiendo unos parámetros adecuados a cada paciente de manera individual.

Normalmente las carillas se pueden realizar en dos sesiones, sin embargo en nuestra clínica preferimos alcanzar la perfección al máximo siguiendo estos pasos:

Primera visita: Realizamos unos moldes, fotos y un estudio de tu caso.  Una exploración de toda la boca y también de la oclusión (cómo muerdes) esto es muy importante para que luego las carillas no se rompan y para ayudarnos a seleccionar el material que vamos a utilizar.  Te explicamos todo y resolvemos todas tus dudas.

Segunda visita: Con los moldes de la visita anterior hemos confeccionado unas carillas provisionales, que te colocaremos para que veas el resultado.  La forma, el tamaño, el color… de esta manera nos aseguramos de que te gustan, y si hay algo que retocar lo retocamos.  Es decir: hacemos una prueba para que te lo veas. Cuando esté todo perfecto se manda al laboratorio técnico que nos las confeccionen.

Tercera visita: ¡Es el momento que más nos gusta! Probamos las carillas y vemos tu cara de felicidad, entre otros aspectos técnicos para estar seguros.  Si todo es correcto colocamos las carillas definitivas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Técnicas Relacionadas

—————-

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar